Crear el ambiente adecuado al desarrollo del niño

El niño debe experimentar diferentes sensaciones, desarrollar sus competencias con toda seguridad, y despertar su interés en lo que hay a su alrededor. Para eso, es recomendable ponerlo en un ambiente donde se sienta bien, donde se le respete y donde se aliente su autonomía.

linea3
Como apoyar al nino a aprender la vida practica

Vestirse

Vestirse se convierte en una actividad intensa con la cual atestiguamos que el niño esta haciendo un aprendizaje profundo e íntimo: aprende a habitar plenamente su ser.

Déjese guiar por los progresos del niño, así vestirse va a ser un momento agradable y no una tarea a realizar.

Una ropa que se ponga fácilmente y de material natural le ayuda a sentirse cómodo. Evitar ser brusco jalando los brazos y piernas, haga que la prenda siga los miembros.

Con los bebé​s, vistamoslos con gentileza y suavidad. Háblele al mismo tiempo que se le viste, descríbale lo que hace e invítelo a participar. Siga la misma rutina, procediendo en etapas distintas y en el mismo orden, con gestos lentos para que el bebé asimile lo que se hace. Muy pronto, el bebé va a cooperar.

Con los niños que caminan, es mas gratificante vestirlos de pie. Es mejor para usted tener un taburete para estar cómodamente al altura del niño. Invítalo a participar proponiendole poner su ropa sucia en el cesto y tirar su pañal a la basura, pero sin obligarlo.

Comer

Para favorecer la autonomía, aquí presentamos algunas ideas:

– Utilice la vajilla de uso diario para acostumbrar al niño a cuidarla (evite usar una vajilla costosa…).

– Ponga un mantel individual con la silueta del plato y de los cubiertos dibujada como referencia.

– Use un vaso transparente para que tome  consciencia del color de sus bebidas.

– Use un babero que el niño pueda retirar solo. Esto le dará sensación de control.

Dormir

Lo que puede ayudar a un niño acostarse es establecer una rutina.

Algunas ideas podrían ser:

– Anunciarle al niño son 10 minutos de anticipación que se va a acostar para que él se prepare.

– Ir al baño para lavarse los dientes, es un primer paso hacia la habitación

– Leer una historia. A partir de los 9 meses ya puede elegir entre 2 historias.

– Apagar la luz y hablar o agradecer por lo que pasó durante el día.

– Despedirse con un beso y retirarse sin voltear.

Estas etapas pueden adaptarse a las costumbres propias de cada familia, lo más importante es que el niño tenga su rutina para acostarse.