A partir de los 8 meses

El bebé  empieza a moverse por si mismo y a querer descubrir su ambiente. Su coordinación es mucho mejor y quiere aprovecharlo.